Apoyo escolar: son los primeros universitarios de sus familias

Siempre, siempre hay otra alternativa, otra forma, otro camino, por mas dura que parezca el contexto, hay una forma de reinventarse y lograr lo que querés para vos.

educacion-2340554w620

Fernando Armoa tiene 21 años y se crió en la Villa ItatíCuando era chiquito cartoneaba por la mañana e iba “cuando podía” a la escuela por la tarde. Por varios años fue alumno del apoyo escolar en la Cooperativa de cartoneros del barrio, lo que le permitió terminar la escuela.

“Entre en la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ), y voy a seguir Terapia Preocupacional”, dice el joven, con una sonrisa en la cara, sentado en lo que quedo del galpón donde funcionaba el apoyo escolar. 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *